Cuando esta noche suenen las campanadas de fin de año, muchos serán los que respiren aliviados al ver como, por fin, se marcha este 2020. Pocos han sido los sectores que se han librado de esta pesadilla llamada Covid-19 que tan violentamente ha sacudido los pilares de toda la economía mundial. En este sentido y, a pesar de que el inmobiliario en general ha sido uno de los más afectados, llama la atención cómo, entre todas las variantes que lo componen, la parte de obra nueva ha sido de las pocas que ha logrado terminar el año con un comportamiento extraordinario.

Los informes más recientes apuntan a que, efectivamente, la obra nueva residencial en España ha aguantado estoicamente la embestida de la pandemia, un hito importantísimo que le permitirá cerrar el año de forma brillante: no sólo ha sido capaz de acabar el ejercicio sin caídas en los precios sino que además, a lo largo de los meses de verano, ha conseguido anotarse repuntes en lo que a transacciones de vivienda se refiere. Por si fuera poco, una encuesta reciente llevada a cabo entre las principales promotoras inmobiliarias señala que, en líneas generales, la mayoría de ellas no esperan grandes ajustes de cara a 2021.

Ahondando algo más en los datos publicados podemos observar que, si bien, dentro del ámbito residencial los precios tanto de segunda mano como del mercado del alquiler han registrado pequeños descensos con respecto al año pasado, sorprendentemente, los de vivienda de nueva construcción han tocado máximos de los últimos diez años. En este sentido, un informe de la Sociedad de Tasación afirma que el precio de obra nueva en España se situó en junio en los 2.472 €/m2, lo que le sitúa en la cifra más alta desde 2010.

Estos datos vienen a confirmar que la racha alcista de precios en obra nueva iniciada allá por 2014 aún no ha tocado techo. Si bien es cierto que este año el repunte ha sido algo más moderado con respecto al 2019, llama la atención como, en el cómputo de estos 6 años, el aumento acumulado de los mismos se ha situado en el 24%.

Por último, es importante destacar otro aspecto importante que, sin duda, ratifica la buena salud de la que goza la obra nueva. Nos referimos al interés que existe por parte de muchos posibles compradores a la hora de adquirir una vivienda de nueva construcción. Según los datos de Idealista, la búsqueda de obra nueva se disparó un 37% tras el confinamiento, sobre todo en las provincias de Madrid, Barcelona, Valencia y Málaga, mientras que en lo que respecta a los 10 primeros meses del año el repunte interanual de visualizaciones ha aumentado, nada más y nada menos, que en un 40%.

Y, como decían aquellos dibujos animados, “esto es todo amigos” por este 2020. A pesar de las dificultades, hemos querido despedir el año en nuestro blog con un tema que, como hemos podido comprobar, al menos desprende optimismo y esperanza para afrontar los próximos meses.

Por eso, todo el equipo de QLT Homes queremos desearos todo lo mejor para este año que comienza en pocas horas.

¡Feliz 2021!

Imagen obtenida de Pexels

La entrada La obra nueva planta cara al Covid-19 se publicó primero en Transformando San Isidro.