Para la inauguración de nuestro blog hemos decidido abordar una pregunta que, a día de hoy, está en boca de prácticamente todos: ¿será este 2021 un año de recuperación del sector inmobiliario después de este 2020 que estamos a punto de despedir?

Aunque a veces parezca que el panorama no invita al optimismo, lo cierto es que parecen mostrarse en los últimos meses una serie de signos que, al menos, ayudan a vislumbrar una tendencia hacia la recuperación del sector inmobiliario. En este sentido, caben resaltar los datos de noviembre publicados por el INE (Instituto Nacional de Estadística) en donde destaca, entre otros, el de la compraventa de viviendas en el mes de septiembre dónde aumentaron en un +20,5% respecto al mes anterior o, por ejemplo, el del crecimiento del +5,6% de inscripciones de fincas en septiembre de 2020 respecto a las del mismo mes del año anterior.

¿Cuáles son los pilares en los que debería sostenerse la recuperación del sector inmobiliario?

  • Ayudas europeas: En los Presupuestos Generales del Estado para 2021 se ha incluido una dotación de 2.253 millones de euros para el área de “Acceso a la vivienda y Fomento de la Edificación”, lo que implica un incremento del +368% respecto a la misma partida de 2020. Parte de esta financiación vendrá en forma de ayuda de la Unión Europea gracias al fondo de recuperación creado para minimizar el impacto de la crisis del coronavirus.
  • Atractivo inversor: Los bajos tipos de interés están propiciando que muchos inversores institucionales a nivel global estén poniendo el punto de mira en nuestro país como destino para sus inversiones. Un claro ejemplo lo vemos en un estudio realizado recientemente por la consultora Savills en donde apunta a que entre enero y septiembre inversores alemanes y francesas habrían invertido hasta 1.800 millones de euros para diferentes proyectos tanto en residencial, hotelero, oficinas y logístico.
  • Ayuda a los jóvenes al acceso de compra de primera vivienda: Han comenzado los primeros pasos para importar distintas soluciones que faciliten el acceso a los jóvenes a la compra de vivienda, evitando tener que aportar el famoso 20% del valor de la misma antes de acceder a la hipoteca. En este sentido, serían las administraciones las que avalarían dicho 20% o, se está trabajando para que sean las aseguradoras las que participen asegurando dicho tramo.
  • Solidez de precios: A diferencia de la crisis del 2008, el impacto de la pandemia no parece que tendrá ahora efectos similares y, por tanto, no debería afectar a los precios. La ya de por sí escasa oferta de vivienda nueva unida a la contracción que se producirá por parte de las promotoras debido a la incertidumbre económica derivada de la pandemia, hará que los precios se mantengan estables en los próximos años.
  • Cambio de tendencias en la búsqueda de viviendas: Una de las conclusiones a las que llega un estudio reciente llevado a cabo por el Observatorio Vía Célere apunta a que el 42% de los españoles tiene planes de cambiarse de vivienda en los próximos cinco años. Destaca además que dos tercios de los encuestados prefieren obra nueva frente a un tercio que se decanta por las de segunda mano. Esta declaración de intenciones, desde luego, confirman la visibilidad y buenas perspectivas que apunta al sector y que, por lo que se va viendo en los datos de los últimos meses, parece que el fuerte impacto que ha tenido el coronavirus no ha conseguido descarrilar.

 

Imagen obtenida de Pexels

La entrada ¿Hacia una recuperación del sector inmobiliario en 2021? se publicó primero en Transformando San Isidro.