Si en algo ha destacado este 2020 ha sido que todas las estadísticas, tendencias y previsiones descritas por los analistas a principios de año para el mercado residencial en España se fueron completamente al traste con la repentina irrupción de la pandemia.

Y, sin guías ni escenarios previos en los que basarse, ¿qué ha hecho el mercado?

Según el informe “El Sector Residencial en España” elaborado por la consultora Colliers International, la evolución del sector de vivienda residencial ha consolidado a Madrid como líder destacado al ser la ciudad en donde se han acumulado el mayor número de transacciones en todo este ejercicio, tanto en obra nueva como en segunda mano.

En concreto, el informe apunta a que, a lo largo del primer semestre de 2020, la Comunidad de Madrid aglutinó el 21,1% del total de transacciones de obra nueva, más del doble de su principal perseguidor, Barcelona, mientras que en lo que respecta al mercado de segunda mano el total de operaciones alcanzaron el 13% una cifra que, si bien le permitió mantener el primer puesto en la clasificación, supuso una caída del -35% con respecto al número registrado en el mismo período del año anterior.

Por zonas, tanto en obra nueva como en segunda mano, Madrid capital fue la que acumuló la mayor parte de las operaciones, mientras que a nivel municipios destacaron, por encima de todos, Getafe, Boadilla del Monte, Pinto, Valdemoro, Rivas-Vaciamadrid y Alcalá de Henares.

Según el CEO de Colliers, Mikel Echavarren “Madrid es el centro principal de la actividad y de la inversión en residencial en España. Tanto por su dinamismo económico como por la mayor seguridad jurídica que ofrecen sus Administraciones locales.”

Del resto de puntos importantes que recoge el informe, destacamos:

  • Caída de la producción de viviendas: La irrupción por sorpresa del Covid-19 supuso un parón notable tanto en los visados (-31%) como en el número de viviendas iniciadas (-59%) durante el primer semestre de 2020.
  • Hipotecas: El importe medio de las hipotecas de viviendas se situó en los 173.000 €, lo que significó un crecimiento del +2% con respecto a 2019.
  • Ajuste en la financiación bancaria: Con el sector bancario en pleno proceso de transformación son muchas las incógnitas que se ciernen sobre cuál será el escenario futuro. El pinchazo económico provocado por la pandemia, unido a las mayores exigencias de capital solicitadas por el Banco Central Europeo llevará a las entidades a tener que establecer procesos internos más rigurosos a la hora de seleccionar a sus clientes, tanto a nivel solvencia como en lo que respecta al ámbito geográfico en el que operen, eludiendo así los mercados más afectados por la crisis.
  • Elevado esfuerzo para la compra de vivienda. El pago de la hipoteca de un hogar medio para la compra de vivienda sigue situándose en torno al 33% de la renta disponible, mientras que se mantienen en 10 los años de ahorro que se necesitan para afrontar el pago inicial que da acceso a la hipoteca. Estas cifras confirman la creciente necesidad que existe de cara a aplicar nuevas medidas público-privadas impulsadas por algunas Administraciones para facilitar, mediante aval, dichos pagos iniciales lo que supondría un notable empujón al mercado de la vivienda.
  • Build to Rent: Es, sin lugar a dudas, uno de los principales protagonistas en lo que a modalidad de inversión se refiere. Aseguradoras y grandes fondos inmobiliarios se han lanzado en tromba a explotar dicha actividad con unas cifras que dejan perfectamente claro el interés que existe. En concreto, desde 2018 se han invertido 1.800 millones de euros en esta nueva alternativa siendo, también aquí, la Comunidad de Madrid la más beneficiada al lograr captar el 70% de dicha inversión.
Imagen obtenida de Pexels