¿Comprar o alquilar? Sector inmobiliario en 2021

A medida que avanza este 2021, parece mentira pero estamos cerca de rebasar la primera meta volante del primer trimestre, empiezan a ver la luz las primeras previsiones económicas de cara al conjunto del año. Entre las partidistas del Gobierno, más cercanas al doble dígito y las neutrales, en el entorno del 6%, parece confirmarse que vamos camino de la ansiada recuperación económica, si bien aún serán necesarios unos cuantos años hasta volver a ver los niveles precovid.

Es cierto que convivimos todavía con muchas incertidumbres y parece que ésa será la “nueva normalidad” a la que poco a poco vamos acostumbrándonos. La posibilidad de una cuarta ola, la permanente desesperación ante la inoperante gestión en el proceso de vacunación o la incertidumbre política, son claros ejemplos de ello.

Dicho esto, el sólido incremento que se viene produciendo en las inversiones, sobre todo de fondos internacionales, así como el fuerte paquete de ayudas europeas previsto para nuestro país ayudan a vislumbrar un horizonte más prometedor a medio y largo plazo.

Como ya hemos hablado en anteriores blogs, el sector inmobiliario en 2021 seguirá marcando con paso firme su recuperación. El exceso de liquidez provocado por la intervención de los bancos centrales, los bajos tipos de interés, la baja rentabilidad de los bonos gubernamentales así como la incertidumbre de los mercados financieros ante el traspiés provocado por las economías mundiales por el efecto pandemia han hecho que una gran parte del universo inversor haya vuelto a dirigir su punto de mira hacia el sector inmobiliario en 2021.

Un claro ejemplo de ello lo vemos en uno de los últimos informes publicado por DWS, la gestora de fondos de Deutsche Bank, en el que afirma de forma rotunda que el sector inmobiliario será el activo estrella en España durante los próximos años. En concreto, apuntan a que la rentabilidad de la vivienda en Madrid y Barcelona podría rondar el 9% entre 2021 y 2025.

¿Comprar o alquilar?

Tal y como acabamos de comprobar, parece que se avecinan buenos tiempos para el sector inmobiliario en 2021 de ahí que, como suele pasar cuando vienen tiempos así, resurge con fuerza el eterno dilema de comprar o alquilar vivienda. Es difícil dar con una respuesta concreta ya que, más allá de la oportunidad, son muchas circunstancias personales las que influyen en cada momento.

Los requisitos que se exigen a la hora de afrontar la compra de una vivienda, sobre todo el del adelanto del 20% de su valor así como el de los impuestos y gastos correspondientes, hace que sean cada vez más los que opten por el alquiler.

En este sentido, y a pesar de que poco a poco empieza a aumentar el porcentaje de los usuarios sobre el de propietarios, las cifras en España siguen siendo muy altas de los segundos sobre los primeros. Según el último informe Hypostat 2020 de la European Mortgage Federation, en España el 76,3% son propietarios, por delante de Italia (72,4%), Francia (65,2%) o Reino Unido (65,1%) entre otros.

Es cierto que hace años los tipos de interés se situaban en tasas mayores, de ahí que a la hora de hacer los cálculos (y en el caso de cumplir con el famoso requisito del 20%) resultaba mucho más beneficioso alquilar que comprar. Pero, a día de hoy ¿sigue ocurriendo lo mismo?

La respuesta es no. En concreto, en Madrid, desde mediados de 2014 hasta hoy el diferencial entre los precios de los alquileres y la cuota hipotecaria se ha ampliado hasta situarse a mediados del año pasado en máximos de los últimos 15 años.

Ante este escenario, son muchas las conclusiones que se pueden sacar:

  • La caída moderada de los alquileres vista en el último semestre del 2020 respondió más a un ajuste de mercado que a un cambio coyuntural en el ciclo, lo que ha permitido una nueva oportunidad de entrada para muchos inversores.
  • Los tipos de interés seguirán en zona de mínimos durante, al menos, los dos próximos años lo que facilitará la toma de decisiones a la hora de comprar una vivienda.
  • Por otro lado, no es menos importante mencionar que, ante la difícil situación macro que se avecina, se deberían producir caídas generalizadas en los precios de compraventa, una circunstancia que llevará a su vez a una reducción gradual de las cuotas hipotecarias y, por tanto, a un ensanchamiento del diferencial entre alquileres y cuotas.

Con estos mimbres no nos debe resultar extraño ver cada vez con más frecuencia noticias en torno al sector inmobiliario en 2021, ya sea por operaciones millonarias llevadas a cabo por los grandes fondos de inversión como por el goteo constante de datos sobre la evolución del inmobiliario en España.

Sea como fuere, todo apunta a que se aproximan nuevos tiempos para un sector que, irremediablemente y una vez más, volverá a ser uno de los pilares básicos de cara a la recuperación económica.

Imagen obtenida de Unsplash

La entrada ¿Comprar o alquilar? Sector inmobiliario en 2021 se publicó primero en Transformando San Isidro.